El juego, una rutina necesaria para la salud de nuestro perro Es vital crear una rutina a la hora de jugar.

El juego, una rutina necesaria. El juego puede ser una de las herramientas mas potentes a la hora de tener un perro equilibrado y con un alto grado de autocontrol, concepto básico si queremos disfrutar de nuestro perro de forma saludable.

Jugar con nuestro perro es algo normal y hasta necesario,  para que el juego no se convierta en un motivo de conflicto con otros perros y puede que con el dueño,  estableceremos una reglas básicas para acotar los limites de ese juego.

Nunca hay que olvidar que los perros, como las personas, son animales sociales, viven en grupos sociales, NUNCA manadas!!!!, la manada conlleva fuertes lazos familiares entre sus integrantes, padres, madres, hijos, hermanos…eso nunca pasa en un grupo de parque por ejemplo, donde la interacción social se reduce a esos momentos de “sacada” en los que coinciden. Esta parte social de los perros implica el cumplimiento de unas normas de comportamiento, serán las y los perros adultos los encangados de hacerlas cumplir con el objetivo de mantener la armonía y el equilibrio en ese grupo.

La creación de unas reglas necesarias para jugar supondrá un avance y una mejora sustancial en la gestión emocional del perro puesto que si no cumple esas reglas básicas el juego terminará de forma abrupta, ese será el castigo por no respetar las reglas. Jamas recurriremos al castigo físico, ademas de ser éticamente reprobable es profundamente ineficaz y deteriora en gran medida el vínculo con el propietario.

Si el perro respeta las reglas establecidas previamente , el premio es volver a jugar por lo que obedecer esas reglar es algo bueno para volver a jugar, todo esto requiere protocolos dirigidos por profesionales para dar al perro una información fiable y de calidad. Hay que tener en cuenta que el momento del juego es emocionalmente muy intenso por lo que tendremos que hacer ejercicios progresivos para favorecer esa gestión emocional y por consiguiente el autocontrol por parte de nuestra mascota.

Esta gestión emocional y el fortalecimiento del autocontrol dará al perro unas capacidades suficientes para conseguir un buen afrontamiento de situaciones difíciles.

La importancia del adiestramiento del cachorro.

 

 

 

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *