Cuando un cachorro entra en casa. Que cosas tener en cuenta y que errores no cometer

Vamos a exponer una serie de ideas a tener en cuenta cuando un cachorro entra en casa.

Ser la persona responsable del cuidado de un animal, un perro en este caso, es una responsabilidad muy grande.

Porque cuando un cachorro entra en casa no solamente entra en nuestra casa para jugar con él o para pasar buenos y divertidos ratos juntos, también lo hace para atender otras necesidades que no son tan divertidas como jugar en la playa o correr por el monte, todas esas cosas también vienen en el pack ” quiero un perro” y hay que saberlas.

Tener un perro cuesta dinero, comen, hay que vacunarlos, se ponen enfermos, necesitan juguetes y un largo etcétera, un perro necesita actividad física y mental, hay que pasearlo cuando hace bueno y nos apetece salir a dar una vuelta ….y cuando hace frío, llueve y no nos apetece nada de nada.

Cuando un perro entra en casa en cierta manera estamos aceptando que en alguna medida va a trastocar nuestra vida, tiene unos horarios, los cachorros a veces rompen cosas, muerden los zapatos, se hacen pis en la alfombra, ladran…requieren dedicarles tiempo, sobre todo si queremos establecer una relación sana y saludable basada en un vinculo sólido para tener una convivencia agradable y tranquila.

Necesitará jugar con otros perros de todo tipo y condición, el típico labrador sociable y el chihuahua ladrador, necesitaremos exponerle de forma paulatina a toda clase de estímulos excitantes para que aprenda , con nuestra ayuda, a tener una buena gestión emocional y un buen auto-control ante situaciones intensas que le permita dar la respuesta adecuada en cada situación.

Cuando un cachorro entra en casa significa que vamos a emprender un viaje juntos que va a ser muy enriquecedor para ambas partes, enseñarle a sentarse o tumbarse, nos llevará un tiempo que deberá ser agradable, obtener un buen llamado me obligará a salir con chuches durante una temporada y ser muy efusivo cuando el cachorro venga a toda velocidad lleno de barro a que le abrace.

Estas son sólo alguna de la ideas básicas que hay que tener presentes cuando un cachorro entra en casa. Si somos conscientes de lo que supone tener un animal a nuestro cuidado habremos dado un paso de gigante para tener una buena convivencia juntos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *