Ciencia y adiestramiento

Ciencia y adiestramiento

Todo profesional del adiestramiento canino ha de seguir unos principios básicos de psicología y etología canina, y de ver en la ciencia una base para desarrollar sus protocolos de trabajo. Además, teniendo en cuenta que la ciencia esta en continuo desarrollo, debemos procurar que nuestros protocolos esten actualizados y sean acordes a los resultados científicos en la materia.

Entre los últimos 10 y 15 años se han publicado más investigaciones sobre la forma en que aprenden los perros que nunca. Se ha investigado sobre su comportamiento, sus capacidades cognitivas, emocionales y sociales, y sobre como se relacionan con nosotros. Todo este conocimiento no debe dejarse de lado, ha de incorporarse a nuestros métodos de adiestramiento, evitando caer en lugares comunes y falsas creencias que solo limitarian nuestra capacidad como adiestradores.

Ocurre a menudo que los principios del adiestramiento chocan con el estudio científico del perro: Por ejemplo, muchos adiestradores se basan en la anlogía entre el perro y el lobo como principal fuente de información sobre como hay que ver y tratar a los perros.

Una analogía solo puede ser tan buena como su fuente. En este caso como veremos. el conocimiento que los científicos tienen de comportamiento del lobo es limitado y lo que sabemos muchas veces contradice la idea convencional con que se refuerzan esas analogias” (Alexandra Horowitz, 2009)

Para entender mejor la relación entre la ciencia y el adiestramiento de perros citamos algunos extractos de un artículo de la etóloga Jennifer Cattet Ph.D. (tradución de Eto-Blog)

Los propietarios de perros están continuamente inundados con información contradictoria y como consecuencia, recurren generalmente a su propia mezcla de estrategias de entrenamiento y manejo, la mayoría influenciados por programas de televisión e ideas populares.  Para empeorar las cosas, hay una gran división entre los profesionales caninos. Existe una separación abismal entre los entrenadores tradicionales y los positivistas en cuanto a los principios del adiestramiento y a la interpretación básica del comportamiento canino. Tanto así, que en ambos campos generalmente se evita por completo la discusión de ciertos temas de discordia y se terminan apegando a sus propios círculos de personas que piensan parecido.

Entonces ¿Cómo podemos diferenciar la información válida de las creencias populares? La única forma es poner esas creencias a prueba. A la ciencia no le importa quien tiene razón y quien esta equivocado. Es nuestra mejor herramienta hacia el entendimiento objetivo de los sistemas altamente complejos. Con el aumento del interés científico en el comportamiento canino, finalmente tenemos acceso a información validada…”

La investigación sobre los perros ha repuntando, después de años de ser ignorada ahora vuelven a despertar el interés de la comunidad científica. Hipótesis que ya constituían parte integral de nuestro día a día y parecían irrefutables comienzan a debilitarse y ser sustituidas por otras con mayor base científica. Por eso como adiestradores, NUNCA debemos dejar de lado la ciencia.

 

Fuentes y bibliografía: Carlos Alfonso Lopez García, Tu perro piensa y te quiere. Vol.1. 2014/ Alexandra Horowitz, En la mente de un perro, 5ª edición 2015./ Gerilyn J. Bielakiewicz. Adiestramiento Canino. 2011/ Brian Hare y otro. Genios 2013./Jennifer Cattet Ph.D, Art.When science and dog training come together – SPARCS 2014”. http://blog.smartanimaltraining.com

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *